+ Y de nuevo allí están esos síntomas: el vello erizado, la aceleración de los latidos del corazón y la falta de aire al respirar.
+ Tierra llamando a Aurora. ¿Estás ahí?
+ E incluso se ha atrevido a decirme el nombre del que la ha arrojado al vacío.
+ Se inclina sobre su profesora de Matemáticas y, con torpeza, emocionada y muy nerviosa, le da un beso en los labios.
+ Hay gestos que forman parte de su personalidad que se sabe de memoria.
+ No hay duda de que aquel hombre ha ahogado sus penas en alcohol.
+ Nuestras vidas en este pueblo ya son una mierda. Nada tiene sentido.
+ A Julia se le parte el alma cuando ve a los padres y a la hermana pequeña de Aria.
+ Ya sabe lo que cree y no está del todo de acuerdo.
+ Un reto mayúsculo para la chica más inteligente del instituto.
+ Es la sonrisa de su amigo la que, en este ocasión, la contagia a ella.
+ Por eso han decidido sentarse en una cafetería y merendar.
+ Es que no entiendo qué has visto en mí - murmura la joven, que baja la mirada un segundo. - Yo ne te llego a la altura de los zapatos.
+ Gracias por venir al concierto conmigo. No podía tener una mejor acompañante.
+ Vir, Mírate. Estás impresionante - dice la joven repasándola de arriba abajo con la mirada.
+ Pase lo que pase entre ambas, siempre le estará agradecida a la chica que le ha abierto esa puerta y la ha ayudado a descubrir otra parte de sí misma.
+ No imaginaba que su compañera de clase iba a contarle otra historia que no tenía nada que ver con su exnovio.
+ No quería ser la única que se iba a la cama llorando.
+ Exacto. Ella tenía su secreto; y nosotras, el nuestro.
+ La chica coloca el tablero sobre la mesa del salón.
+ Esta vez no va a defender a Iván. El golpe moral ha sido terrible.
+ Sabía que habíamos sido Ingrid y yo las que habíamos alertado a la policía de que mentía.
+ Está cabizbaja y tristona desde que ha entrado de nuevo en la casa.
+ Los últimos meses han sido muy convulsos, llenos de discusiones y salidas de tono de uno y de otro.
+ No quiere acercarse para no molestar al chico. Ya se lo dirá él.
+ Activa la melancolía de tiempos mejores, en los que su cubo de Rubik y el ajedrez eran sus mayores desafíos.
+ Al noventa y nueve coma nueve por ciento, estamos seguros de ello.
+ Recuerda perfectamente su rostro en el entierro de la chica. Sus lágrimas eran reales.
+ Creo que no hemos sido del todo justos contigo. Por eso, quería disculparme.
+ Pero es un paso. Un enorme paso basado en el respeto.
+ Es una especie de milla verde para Emilio, en la que tiene la impresión de que al final le está esperando su condena.
+ Da un último sorbo y busca con la mirada al camarero para pedirle la cuenta.
+ ... un alcalde va de escándalo en escándalo ...
+ Mientras reflexiona sobre ética periodística y el mal ejemplo que es Roberto Méndez para la profesión más bonita del mundo, llega a la cafetería en la que le espera su padre.
+ Le recuerda al hombre con el que jugaba de pequeño y con el que veía los CD de campenoes una y otra vez.
+ Soy el teniente Evaristo Monteagudo .Encantado de conocerte, Julia.
+ Iván, Voy a ser muy clara: me gustas mucho, pero no tolero que...
+ Sí, fui para pedirle explicaciones. Sabía que ella había sido la que me había delatado a la policía.
+ Su padre, acompañado de otras cuatro personas, entra en la sala de reuniones.
+ Se tumba en la cama con él y conecta el móvil al ordenador para pasar las fotos de un aparato al otro.
+ También es más luminosa y espaciosa y no transmite sensación de agobio.
+ Él ya sabe quién es el asesino de las que fueron sus compañeras de clase.
+ Ya te contaré yo también. Voy camino de tu casa. Luego hablamos.
+ Porque su amigo no sabe nada de su descubrimiento. Él todavía no conoce la identidad del asesino.
+ De lo que el chico no le habló a su amiga es de su posible marcha a otro lugar para el curso que viene.
+ No se ve viviendo lejos de Julia.
+ Miguel Ángel Plazo, con su equipo, y la secretaria judicial Andrea Torres, en nombre del juez Otamendi, se personaron en el domicilio del director del instituto.
+ La detención fue inmediata.
+ Aquel es el sitio de sus encuentros clandestinos.
+ Sin embargo, cuando la profesora entra en el vestuario, ve a la joven tirada en el suelo con un golpe en la cabeza.
+ Muchas cosas. Una de ellas es la confesión de la autoría del asesinato de Patricia Herrero.
+ Eres mi único cliente. La cosa está muy mal en este pueblo.
+ Pero, en lugar de pizza, ¿por qué no pedimos al restaurante chino?
+ El restaurante chino graba las llamadas de sus clientes a domicilio.
+ Sabes que se lo diré a Emilio. No te voy a mentir.
+ Todo estaba muy bien planeado. Lázaro lo había calculado perfectamente.
+ Tenía un arsenal de imágenes de chicas del instituto en su ordenador.
+ Lázaro no se lo iba a permitir.
+ Habló con ella en el funeral de Aurora. A solas, deprisa.
+ No comenzamos de cero, Emi. Hay mucho camino recorrido que tenemos que aprovechar.
+ Es lo que me dice mi intuición y la lógica.
+ El chico extiende el brazo y coloca su mano derecha sobre la izquierda de ella.
+ El chico obedece y aumenta el volumen del aparato.
+ Emi, ¿puedes retroceder treinta segundos?
+ ¿Qué relación tiene lo que dijo Virginia antes de suicidars, Espejo Público y el asesinato de Aurora?
+ Las preguntas de Emilio se mezclan con el ultimátum del WhatsApp de Iván, Julia se bloquea.
+ Las dos jóvenes se sientan en la terraza de uno de los bares de la plaza y piden un café con leche cada una.
+ Quiero ser mejor persona.
+ Eres una puta - le suelta a su exnovia masticando cada sílaba.
+ Te creo, Vane - le susurra Julia al oído, con el corazón hecho añicos y las lágrimas resbalando por sus mejillas.
+ Su soledad va un poquito más allá y está relacionada con la falta de amigos.
+ Emi. Puedes cuestionar a mi corazón, pero no a mi memoria.
+ Me debes algo. Una respuesta. ¿Lo recuerdas?
+ Me da lo mismo. Fernando mató a Virginia. Lo sé.
+ El culpable de los asesinatos de las chicas ya está detenido, por lo que ninguno de los dos tiene nada que temer.
+ Cuando no os salga u os sintáis bloqueados, guardad la historia en un cajón y dejad que respire.
+ Aquella llamada telefónica le ha revelado incluso más de lo que imaginaba.
+ Y es que esa noche ya se cumplirá una semana desde que Aurora desapareció de su casa.
+ Estira las piernas, conecta los audífonos al móvil y busca la banda sonora de la película "una mente maravillosa"
+ ¿Qué es lo que va a comunicar? ¿Se sabe algo?
+ Gran trabajo, Roberto. Eso supone un giro de ciento ochenta grados en la investigación.
+ El caso es que Virginia no sabía que ese bate era el que usó el asesino de la chica a la que amaba.
+ ¿Cuándo fue? Sí, ¡exacto! En el coche de Diego Soler, cuando los llevó a ella y a Emilio desde el entierro a la plaza.
+ Mi madre tiene la mala costumbre de contárselo todo a mi padre.
+ ¿Crees que debemos hacer un examen final o es preferible que entreguéis un trabajo? Dadas las circunstancias, no sé qué es mejor.
+ No eres la única superdotada de esta habitación. Yo también tengo más de ciento treinta de cociente intelectual.
+ La vida no me quiere. Es injusta conmigo.
+ Ese hijo de puta me ha arrebatado lo que más quería.
+ Casada, joder. Me había enamorado de una preciosa mujer casada. La vida no me da un respiro. Nada ha sido fácil para mí.
+ ¡Sí que hizo!¡Él asesinó a Virginia! - grita fuera de control el profesor de Filosofía.
+ Él siempre pensó que Paula Vila no se había suicidado, aunque la justicia así lo determinó.
+ Pocos minutos después, Emilio regresa a la mesa cargado con dos cafés con leche y dos magdalenas.
+ Sin embargo, en las últimas semanas la relación entre ellos se ha enfriado un poco y el contacto cada vez es menor.
+ Julia busca en su carpeta los apuntes que Vanesa necesita y se los da. Esta se lo agradece con un beso en la mejilla.
+ Julia escucha hablar a su amigo y tiene la impresión de que se trata de una persona distinta a la que ella conocía.
+ No sabe aún lo que va a hacer en las fiestas navideñas, pero no piensa actuar de sujetavelas de la parejita.
+ En ese instante, la voz de la chica se corta repentinamente y es sustituida por un ruido devastador.
+ Pero de poco sirven sus desesperadas súplicas, porque Julia no responde nada.
+ No me cansaré de repetirlo: los lectores sois la parte más importante de esta historia.