+ Ya te dije que me gustas desde el día que nos quedamos encerrados en el ascensor del supermercado.