+ Eric me gusta.
+ Las manos me tiemblan.
+ Estoy convencida de que eso lo hará reaccionar y llegará en cualquier moment.
+ Estoy segura de que eso le gustará.
+ Está claro que estás enfadado conmigo. Vale ... lo acepto. Pero quiero que sepas que yo contigo no.
+ Le pido que tenga preparada una tarta de fresa y chocolate.
+ La señora Sara es la mujer de la persona que va a pagar esta cena.
+ Descuelgo el teléfono y llamo a Nacho. Esta noche seré yo la que lo invite a cenar.
+ Mi querida jefa me pide que pase a su despacho.
+ Sin pensar en mi aspecto, abro ye me encuentro frente a frente con él.
+ Allí la gente va a lo que va.
+ Puedes mirar o puedes participar. Todo depende de ti.
+ Te tiene que quedar claro que yo nunca haré nada sin tu consentimiento.
+ Llegamos frente a una puerta que está entreabierta.
+ Las respuestas se agolpan unas tras otras.
+ Llamo con los nudillos a la puerta.
+ ¿No me digas que habíamos quedado y se me ha olvidado?
+ En su mirada veo que quiere decirme cientos de cosas.
+ No lo sientas. Eso me ha aclarado qué hacías aquí.
+ Le debo una explicación.
+ Esa noche, Nacho me demuestra lo excelente amigo que es.
+ Cuando llego a casa enciendo el ordenador y le mando un mensaje.
+ Le doy un leve puñetazo.
+ Doy un paso atrás. El lo da hacia el frente.
+ He abusado de tu generosidad y he tomado el pelo a los del restaurante.
+ Me aúpa y yo le echo los brazos al cuello.
+ Durante unos minutos, ninguno de los dos habla.
+ Te he echado tanto de menos.
+ Está harta de que los habitantes del aquel pueblo hablen a sus espaldas.
+ Es de una marca desconocida pero el dinero que entra en casa no da para más.
+ Nunca ha soportado las altas temperaturas.
+ Su enfado fue mayúsculo, pero no se lo dijo a nadie.
+ Aunque nunca se ha visto guapa, no está mal.
+ Siente la tentación de marcar su número, pero no lo hace.
+ ¿Dónde te has metido?
+ Aurora abre la puerta y se mete.
+ Le quita el papel y se lo mete en la boca.
+ Estoy deseando pasar un rato a solas contigo.
+ ¿Alguna vez te he dicho que me encantan tus ojos color avellana?
+ Es la voz de su madre la que la devuelve a la realidad.
+ Si es así, a mí no me lo ha contado.
+ Nunca me ha gustado meterme en la vida privada de Aurora.
+ La chica intenta recordar algo con lo que ayudar a aquella mujer.
+ La he estado llamando al móvil, pero lo tiene desconectado.
+ La mujer da media vuelta y entra en la cocina a toda prisa. Julia va tras ella.
+ ¿Tú sabes a quién han atropellado?
+ Se guarda el móvil en el bolsillo trasero del pantalón y baja las escaleras con las prisas que le da el hambre.
+ Te tengo que dejar ya.
+ A ella le cayó bien desde el primer instante.
+ No te lo tomes a mal, homre.
+ Pasan mucho de mí y cuando estoy con ellos se meten conmigo y no paran de hacerme preguntas extrañas.
+ Por my lista que sea y muy buena memoria que tenga sin trabajo y esfuerzo no se consigue nada.
+ En seis semanas lo tendrás igual de largo que antes, pero mucho más bonito, le aseguró Maite.
+ Yo te perdoné antes de que te hubieras marchado.
+ No suelo ir demasiado con ella.
+ Me suena. Aunque no le pongo cara.
+ Te la he pedido con anchoas y aceitunas negras.
+ Juró que nunca le había puesto la mano encima.
+ Ella no puede quitarse a la chica invesible de su cabeza.
+ En cualquier caso no puede hacer nada.
+ Más de uno ochenta de estatura y piercing en la ceja izquierda.
+ Se le ha secado la boca, así que echa mano a una Coca-cola de su ceste y la abre.
+ Todavía no tengo edad para sacarme el carné.
+ ¿Tine algo de malo?
+ No debió de parecerle tan "interesante", porque luego pasó de ella.
+ No tiene nada de malo que lo haga, aunque son muchos meses sin hablar con él.
+ Le da miedo que no le responda o que sea demasiado seco con ella.
+ Tiene memorizada aquella hora en la que estuvieron juntos.