+ El profesor de Filosofía permanece desde hace unos minutos con la mirada clavada en la silla que usaba Virginia en su despacho.