+ No huye, pese a que está temblando de miedo.
+ Pese a que se juraba que aquella vez sería la última, no era así. Siempre había una más.
+ Es incríble que pese a todo lo carga emocional que conlleva su trabajo, posea ese espíritu jovial, repleto de energía.
+ Pese a la sangre, ese está siendo el mejor momento del día.
+ Su mirada es incluso divertida, de una persona que no siente presión, pese a que seguro que le observan y juzgan constantemente.
+ Pese a la situación y los horribles acontecimientos de esos últimos días, Julia sigue volando por las nubes.
+ Pese a que ha anunciado que se marcha, el joven no se mueve.
+ Tampoco le hizo nada a Aria, pese a que esta sabía lo que Vanesa le contó.
+ Pese a que se ha ruborizado, intenta imprimir todo el convencimiento posibe a sus palabras.
+ No quiere perder a Emilio. Se niega. Pese a que él vive ahora a más de tres mil kilómetros de distancia y cuatro horas de avión.