+ Puede ser que la clave esté en los movimientos de alguna de ellas.
+ Sin embargo, a Jonathan le extraña que Virginia todavía no haya llegado.
+ Creía que no te gustaba que te llamara así ...
+ Después de lo de ayer, no le extraña que se haya ausentado para no verle.
+ Es la hora de que contéis todo lo que sabéis sobre vuestras compañeras asesinadas.
+ Lo mejor es que votemos. A mano alzada. Así no hay más que discutir.
+ Solo espero que no me juzgues y que entiendas por qué hice lo que hice.
+ ... aunque en esos momentos, duda que vaya a poder hacerla.
+ Sigilosamente, abre la puerta un poco y supervisa que no haya nadie en el pasillo.
+ No desea que Virginia la juzgue ni que opine sobre los motivos por los que lo ha hecho.
+ Tal vez esa sea la mejor: rechazar la invitación de Iván y comer con su querido y fiel Emilio.
+ ¿No prefieres que pidamos algo? No quiero arriesgarme a quemar la cocina.
+ Marca su número y espera a que responda.
+ Pero cuando hable con el director y la profesora de Historia, iré con la verdad por delante. Se acabaron las mentiras.
+ Siento que pienses así.
+ Cuando comamos, los llamaré.
+ Porque, sin duda, aquella jugosa realidad deben exprimirla todo lo que puedan.
+ No sospechaba que Vanesa fuera consciente de lo que está admitiendo.
+ Que llege el «no puede ser» de su boca y todo acabe.
+ Que disfrute mucho del concierto y que te dé un beso de su parte.
+ Pero no te veía como rival. Perdona que sea tan directa. Es así. No eres su tipo y tampoco creo que él sea el tuyo.
+ Ya decidirá qué hacer cuando procese todo lo que circula ahora por su cabeza.
+ Que se acostara con Vanesa unas horas despúes de que la besara a ella le ha dolido en el alma.
+ No me creo nada de lo que venga de ese triángulo de los horrores. Vanesa, Ingrid e Iván son lo peor.
+ Prefiere que Julia no escuche la charla porque, si se altera demasiado o llora, no quiere que su amiga lo vea.
+ Quiero que vuelvas a casa, Emili. Tu madre y yo queremos que regreses hoy mismo. No es una orden, es una petición.
+ Lo que sea, Emilio. Haremos lo que esté en nuestra mano para que la convivencia mejore.
+ No puedes hacer lo que te dé la gana siempre. Hay una serie de normas que debes cumplir.
+ Ni siquiera está seguro de que lo que le está proponiendo su padre sea lo que de verdad vaya a ocurrir.
+ Cuando él sea periodista, intentará hacer las cosas de otra forma.
+ Pero también entiende que aquello no será para siempre y que quizá es mejor cortar antes de que se acostumbre más.
+ ¿Hay algo más de lo que tengamos que hablar? - le pregunta algo ansioso.
+ Tu madre y yo hemos pensado detenidamente y creemos que lo mejor para ti es que el año que viene te vayas del pueblo.
+ Adonde tú quieras. A Londres, Madrid, Barcelona, Estocolmo... Cualquier ciudad que te parezca atractiva.
+ Espero que te esté yendo bien con tu padre, Luego te cuento.
+ Espero que pronto lo sepamos.
+ Tal vez de esa forma consiga lo que no ha logrado antes.
+ De momento, no. pero no creo que tarden en saberlo.
+ Creo que porque esperaba que cambiase.
+ No estoy segura, pero ahora te lo cuento - dice la joven ansiosa por que respondan al otro lado de la línea.
+ La chica le pide que tenga paciencia, que enseguida se lo cuenta todo.
+ ¿Hay alguna manera de que me lo envíes por correo electrónico o a través de WhatsApp?
+ Haré todo lo que esté en mi mano para que no nos moleste.
+ Ella te quiere. O te quería, porque espero que pase de ti y encuentre a un chico que la valore de verdad.
+ Está a punto de ir a reprenderlas, pero ya lo tendrá en cuenta cuando corrija sus exámenes.
+ Eso no le va a devolver la vida a la chica, pero quizá así puedan descansar algo más tranquilos.
+ Es un buen chico. Espero que las cosas le vayan bien. Se lo merece.
+ No es posible que sepa que sospecha de él.
+ Un año en Suecia posiblemente le ayude a olvidarla. O ese es su planteamiento y su deseo.
+ A Julia le tiembla todo. No es que Emilio esté más alto, es que camina más erguido.
+ Toman café mientras esperan a que aterrice un avión procedente de Estocolmo.
+ Y cada vez les preocupa menos lo que piensen y digan los demás.
+ Julia ha decidido que, cuando pasen unos días, visitará a los familiares de sus compañeras de clase.
+ De vosotros dependerá que este sea el comienzo de una nueva etapa.
+ Espero que este cuaderno os sirva para que os desahoguéis.
+ Tal vez el motivo de esa sonrisa diferente sea la chica rubia y de piel anaranjada que va de su mano.
+ En Estocolmo hablamos en inglés. Pero ya es hora de que aprenda algo de castellano.
+ ¿Le molesta que Emilio salga con alguien? No debería.
+ Tengo muchas ganas de que leáis esta novela y me digáis qué os parece. Os tengo muy en cuenta.