+ Moja inquieta el último trozo del churro que tiene en la mano y se lo come.
+ Le propone muerta de la vergüenza, sin mirarla a los ojos.
+ La mujer se dirige pensativa a su habitación.
+ El hombre escucha atento mientras se termina de vestir.
+ Una ambulancia atraviesa veloz la calle por la que camina, en la misma dirección que anteriormente lo hicieron los coches de plicía.
+ En la pantalla aparece iluminado "papá móvil". Julia agarra el teléfono y responde.
+ Como siempre, va elegantemente vestido, con una camisa blanca remangada y una corbata negra.
+ Vanesa mira al suelo y taconea inquieta.
+ El único que no puede dormir tranquilo es el asesino.
+ Han muerto asesinadas dos jóvenes de nuestro amado y respetado pueblo. No puede volver a pasar.
+ ... responde el chico sorprendido por el aspecto de su profesor preferido, que parece salido de un episodio de The walking dead.
+ La ve como el resto: como una rarita, la chica que va sola y no se relaciona con nadie.
+ Aurora respola cansada de la insistencia de sus tutor.
+ El viernes pasado repiten cita, por eso Aurora iba maquillada.
+ No va solo. Lo acompaña Lázaro Martínez, el director del Rubén Darío.
+ Anoche, después de cenar, charlaron un poco con sus padres y se fuero pronto a la cama.
+ Debajo de las piezas, en aquella sopa de letras, continúa oculto el nombre del asesino de Patricia Herrero y de Aurora Ríos.
+ Emilio ha escuchado el final de la conversación y lo contempla inquieto.
+ Emilio lo ve sentado en la terraza. Tiene una taza humeante sobre la mesa y está revisando el móvil.
+ Julia escucha atenta y, de pronto, oye algo que le llama muchísmio la atención.
+ Diego Soler asiente con la cabeza mientras observa inquieto y preocupado a Jonathan Vila.
+ Bueno, digamos que estaba atento a lo que hacía sin que ella lo supiera.